Monthly Archives: noviembre 2017
Curiosidades: Tomb Raider III, mi reencuentro con este juego

Recordáis ese pedazo de videojuego que era Tomb Raider III, bueno, pues si no lo recordáis os lo comento yo, porque he tenido la suerte de poder volver a jugar recientemente, como seguimos en enero, aunque le queda poco, todavía colean los recuerdos de haber estado en casa y como no, de trastear con todo lo que pillas en el hogar familiar. Pues a mí no se me ocurrió otra cosa que encender el maravilloso ordenador que tenemos allí desde hace eones, abierto en los laterales para que refrigerase y con cosas tan maravillosas como un lector de disquete de 3/5 y un lector de CD y un grabador que tuvimos que comprar a parte. tomb raider III Lo enciendo y allí está, todavía instalado el Tomb Raider III, el increíble juego en el que una Lara Croft poligonal, que no ‘poligonera’, se dedicaba a saltar y pegar tiros en mitad de la selva en la primera de las misiones, pero que como todos los chicos de mi edad en aquella época, lo que molaba era desbloquear la entrada al circuito del quad en la mansión de Lara, eso y acribillar a tiros al pobre mayordomo.

El caso, que me puse a jugar, a mis veinti…tantos, con un juego que resultaba doloroso a la vista con tanto polígono, pero ahí estaba, dándole a las teclas en busca de las llaves para abrir las puertas que cierran el juego, tan frustrante fue el volver a jugar que al intentar abrir las puertas y no tener la llave me vi tentado de llamar a Cerrajeros Sevilla, para ver si ellos me lo abrían o algo pero bueno, iba recordando paso a paso qué tenía que hacer, eso y con Internet de mi lado, poco se puede dudar a la hora de pasárse un videojuego retro, casi considerable como vintage por lo añejo que parece pero sin llegar a ese punto que tienen los tetris o la primera generación de Super Mario.

Allí seguí durante dos horas aporreando el teclado y el ratón para seguir en ese juego y si frustrante era no tener las llaves, más frustraba ver como se ahogaba la señorita Croft en el agua  o como le picaban las cobras gigantes; nada, que hubiera necesitado un jugador 2 para que me ayudara a matar a la incipiente fauna que allí aparecía, vamos, que si llego a llamar al profesional de desatascos alicante, lo siento a mi lado para que jugara. El caso es que seguí jugando pero lo tuve que dejar, ese juego me podía de pequeño y me sigue pudiendo de grande, es de esos talones de Aquiles que tenemos algunos, una espinita clavada en forma de mujer creada a base de triángulos y que sostenía dos pistolas. Lo que más pena me da es que no voy a volver a poder jugar con ella, pero sí que lo haré con su nueva clon (Lara Croft, obviamente), más humana y menos, como decirlo, picuda, en las nuevas versiones de esta gran saga, Tomb Raider.

Para que veáis como era éste juego, os dejo con un walkthrough de la parte inicial del juego:

Leer el resto