Los despidos masivos de Microsoft afectarán a los desarrolladores de Starfield, Halo Infinite y Gears Of War

Los despidos masivos de Microsoft afectarán a los desarrolladores de Starfield, Halo Infinite y Gears Of War

Microsoft ha anunciado despidos masivos que afectarán a los desarrolladores detrás de Starfield, Halo Infinite y Gears Of War. Bloomberg informa de que aún se desconoce cuál será la magnitud de las pérdidas de empleo en Bethesda y 343 Industries, y Kotaku también ha informado de que confirmado que The Coalition también perderá personal. Las fuentes afirman que parte del personal que ha perdido su empleo en los estudios afectados eran veteranos que llevaban más de una década en Microsoft. Este anuncio de despidos por parte de Microsoft se ha producido exactamente un año después de que la compañía revelara que iba a comprar Activision Blizzard.

Microsoft y Bethesda expusieron sus planes para 2023 en una presentación en junio.

Un correo electrónico del jefe de 343 Industries, Pierre Hintze, al personal describió la situación como una reestructuración. Hintze dijo que la decisión había sido "difícil", pero confirmó que "se están eliminando algunas funciones". El correo también aclara que 343 seguirá manteniendo el componente multijugador de Halo Infinite. También se ha informado de que el director creativo Joe Staten dejará 343 para reincorporarse al equipo de publicación de Xbox. Staten se unió a 343 en 2020 para dirigir la campaña de Halo Infinite después de que el juego se retrasara tras la reacción negativa de los fans.

El consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, abordó los despidos en un comunicado de entrada de blog publicado el miércoles, en el que achacaba a la economía mundial y a los cambios en los patrones de gasto de los consumidores la necesidad de despedir empleados. "Es importante señalar que, aunque estamos eliminando funciones en algunas áreas, seguiremos contratando en áreas estratégicas clave", dijo Nadella. "Estas decisiones son difíciles, pero necesarias".
Jason Schreier, periodista de Bloomberg tuiteó que varios empleados de 343 le habían dicho que la compañía había sido "duramente golpeada" y también señala que Nadella ganó 55 millones de dólares el año pasado.

Aunque ahora están recortando personal, Microsoft anunció el pasado enero que planea comprar Activision Blizzard, editora de Call Of Duty y Overwatch, por 68.700 millones de dólares (56.000 millones de euros). Es la adquisición más cara de la historia de la tecnología. Microsoft insistió en agosto en que Call of Duty y el resto de la producción de Activision Blizzard no eran juegos "imprescindibles", pero las autoridades de competencia y mercados de EE.UU., Reino Unido y la UE han empezado a investigar si la compra podría provocar problemas en la industria que afectarían a desarrolladores y consumidores. A principios de esta semana, la UE parecía estar preparando una advertencia antimonopolio sobre el acuerdo propuesto.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *