La UE vota a favor de tomar medidas contra las cajas de botín, la adicción a los juegos y el gold-farming

La UE vota a favor de tomar medidas contra las cajas de botín, la adicción a los juegos y el gold-farming

La UE ha votado a favor de una reforma de la industria del videojuego y ha respaldado un informe que aborda desde las cajas de botín hasta las violaciones de los derechos humanos relacionadas con el gold-farming. El informe reclama mejores opciones de control parental, "normas armonizadas" que obliguen a los vendedores a mostrar más información sobre el contenido de los juegos y medidas drásticas contra las apuestas de terceros.

Todos ellos son objetivos loables, pero el tiempo dirá hasta qué punto suponen un cambio real.

El informe, dirigido por la eurodiputada Adriana Maldonado López, "destaca los aspectos positivos de esta industria pionera, pero también los riesgos sociales que debemos tener en cuenta, como el impacto del juego en la salud mental". Muchas de las recomendaciones van dirigidas a proteger a los niños, y López pide "reforzar la protección de los consumidores, con especial atención a los menores".

La aprobación del informe significa que la UE tomará nuevas medidas, aunque en general eso no significa que haya decidido ninguna acción específica o nueva legislación. Según GamesIndustry.biz la Comisión (el órgano ejecutivo de la UE), por ejemplo, "analizará el impacto de las cajas de botín y las incitaciones a realizar compras en el juego, y tomará medidas si es necesario, además de investigar si el gold-farming puede estar relacionado con delitos financieros y abusos de los derechos humanos".

El compromiso más firme que veo es el llamamiento del informe a "poner fin a las prácticas ilegales que permiten a cualquiera intercambiar, vender o apostar en el juego y en sitios de terceros (para apuestas de piel)". Eso tiene sentido, dado que la práctica constituye un juego ilegal no regulado.

También quieren que el sistema de clasificación PEGI desempeñe un papel más importante, y que la Comisión "considere la posibilidad de consagrarlo en la legislación de la UE para que PEGI, su Código de Conducta, sea el sistema obligatorio de clasificación por edades para todos los juegos del mercado único". Actualmente, PEGI es un requisito legal en algunos países (incluido el Reino Unido, a pesar de que ya no pertenece a la UE), pero no en otros.

Como dijo López, el informe no sólo condena elementos de la industria del videojuego, sino que también pide a la Comisión que diseñe una "Estrategia Europea del Videojuego" que ayude a la industria a "liberar todo su potencial", signifique eso lo que signifique. Esperemos que algo más que crear un premio europeo de videojuegos en línea, que aportan como sugerencia concreta. También votaron a favor de aumentar la inversión y la participación de la industria del videojuego en una resolución separada el pasado noviembre.

Hay muchas cosas que no he mencionado, y hay una versión preliminar del propio informe en el sitio web de la UE - pero probablemente sea mejor que eches un vistazo al resumen de GamesIndustry.biz al final de este artículo.

Es bueno que la UE hable de mejorar la regulación y la protección de los consumidores, pero soy escéptico sobre lo que significará en la práctica. Recuerdan cuando declararon que todos podíamos revender nuestros juegos de Steam, allá por 2012?

También está el pequeño problema de que mi país ya no forma parte de la UE, lo que significa que las empresas de videojuegos no tendrán que acatar ninguna posible legislación de la UE cuando se trate de sus operaciones en el Reino Unido. Aún así, tienen que lidiar con los reguladores británicos, que hace seis meses amenazaron con legislar contra las empresas que no mejoraran los controles parentales en los juegos con cajas de botín.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *