Super Mario Bros 30 años de diversión

El diseño de Shigeru Miyamoto que veía la luz el 13 de septiembre de 1985 iba a marcar un antes y un después a la hora de concebir los videojuegos; Super Mario Bros. irrumpió en el mercado bajo el amparo en la producción de la compañía Nintendo y ofreciendo al potencial jugador un mundo plagado de aventuras.

super_mario_brosDesde entonces los videojuegos de plataforma bebieron de la inspiración que los hermanos Mario y Luigi potenciaban. Fueron tiempos de insertar los cartuchos en la ranura de la consola y de jugar sin prisas con aquellos mandos rudimentarios que había que encajar con serios esfuerzos.

El universo de Mario en su primera etapa estaba formado por 32 fases que tenían como única premisa rescatar a la princesa. Para ello, el itinerario por los ocho mundos estaba henchido de dificultades y de grandes experiencias. Al final de cada uno de los mundos tocaba la lucha cara a cara con el dragón; pero el tenebroso recorrido por laberintos grisáceos se saldaba con el rescate de princesas que no eran la que Mario y Luigi anhelaban.

Uno de los grandes éxitos residía sin duda en la acertada y novedosa recreación de escenarios. Los hermanos protagonistas se sumergían en mares para luchar contra medusas y demás peligrosas especies marinas; otras veces, la meta estaba en coronarse en castillos, ya fuese bajo un cielo azul o bajo el negro absoluto de la noche.

Las setas con matices rojos engrandecían a Mario y Luigi, que podían llegar a escupir fuego para aniquilar a sus adversarios si lograban hacerse con la flor tras el ladrillo. Pero, en cambio, las setas con vetas verdes, escondidas concienzudamente en lugares recónditos, propiciaban que pudieras disfrutar de una vida más en la partida. La recolección de monedas era otra vía para sumar vidas, algo que venía facilitado por la astucia de introducirse en algunas tuberías del recorrido.

About

Categories: videojuegos